RESUMEN 2018 MAYO SEMANA 4

CIGARRILLO ELECTRÓNICO… ¿MARKETING O HERRAMIENTA EFICAZ PARA DEJAR DE FUMAR?

En España se opta por una postura contundente contra el vapeo a través del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo. Algunos médicos apuestan por el debate al respecto.
La Directiva Europea de Productos de Tabaco establece normas en materia de fabricación, presentación y venta de los productos del tabaco y los productos relacionados, entre los que se encuentra el cigarrillo electrónico. En este sentido se especifica que los Estados miembros deben garantizar que estos productos cumplen los requisitos de esta normativa. Entre ellos se establece que sólo debe autorizarse la comercialización en virtud a esta Directiva de aquellos cigarrillos electrónicos que liberan nicotina con regularidad a fin de evitar el riesgo de consumo accidental de dosis elevadas.


También se establece que estos productos pueden suponer un riesgo en manos de niños y que la nicotina es una sustancia tóxica. Este apartado indica que “habida cuenta de los riesgos potenciales que presenta para la salud, incluso para las personas a las que no está destinado el producto, el líquido que contenga nicotina debe comercializarse en forma de cigarrillos electrónicos o de envases de recarga que cumplan determinados requisitos de seguridad y calidad”.


"El líquido que contenga nicotina debe comercializarse en forma de cigarrillos electrónicos o de envases de recarga que cumplan determinados requisitos de seguridad y calidad”
España traspuso esta normativa en diciembre del año pasado, con retraso en comparación con otros países de la Unión Europea y no exenta de críticas. Por ejemplo, el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), que representa a 33 sociedades científicas y consejos de colegios profesionales implicados en la prevención y control del tabaquismo en el país, consideró que el Gobierno había renunciado a seguir avanzando en esta prevención y control al zanjar la trasposición de la Directiva Europea de Productos de Tabaco con retraso y sin dejar espacio al diálogo social ni parlamentario.


Entre otros motivos, porque no se tuvo en cuenta la propuesta del CNPT de prohibir el uso de cigarrillos electrónicos en los mismos lugares en los que esté prohibido fumar, para evitar que se normalice nuevamente el uso del cigarrillo (sea de combustión o de vapor) en esos espacios.


A pesar de esta postura, en España también existen algunos médicos partidarios del cigarrillo electrónico como herramienta para reducir los daños del tabaco y propiciar el abandono de su consumo. La coordinadora internacional de la Organización de Médicos de Apoyo del Vapeo (MOVE), Carmen Escrig, considera que este debate es necesario.


En cuanto a la Directiva comunitaria, explica que “hay un punto positivo que es la regulación de la calidad y seguridad tanto de los dispositivos como de los líquidos (…) pero por otro lado hay una serie de puntos que se quedan a disposición de los Estados miembros como por ejemplo la equiparación a nivel de consumo o la posible imposición futura de impuestos al producto”.

on miles las personas que a diario realizan el esfuerzo de dejar de fumar en cualquier punto del planeta. Sin embargo, todos sabemos la enorme dificultad que supone lograrlo y que la gran mayoría de fumadores acaba recayendo. De hecho, según la propia OMS, en 2025 seguirá habiendo más de mil millones de fumadores. Actualmente, existen mejores alternativas al cigarrillo. Una de ellas la podemos encontrar en el tabaco calentado, un producto innovador que se presenta con el potencial para reducir el daño frente al de combustión. Para conocer mejor su funcionamiento, sus ventajas y las diferencias con el tabaco tradicional, LA RAZÓN, en colaboración con Philip Morris, organizó un debate en el que participaron el doctor Hugo Liaño, profesor de Neurología de la Universidad Autónoma de Madrid; José María Recalde, experto en Tecnología sanitaria y la doctora María Luisa Romero, responsable de Deshabituación Tabáquica en Atención Primaria. Todos ellos son expertos en la salud y en tratamientos especializados contra los efectos negativos de este hábito.


La nicotina es uno de los ingredientes del tabaco más popularmente conocidos y es el culpable de que el tabaco sea considerado muy adictivo. Es un componente orgánico que en el momento en el que se inhala tarda tan sólo 10 segundos en llegar al cerebro. Antiguamente se pensaba que principalmente tenía consecuencias tóxicas para el sistema cardiovascular, pero recientemente se ha comprobado que posee un gran poder de adicción. Para el profesor de Neurología en la Universidad Autónoma de Madrid, esta sustancia es «una droga que dificulta dejar de fumar» y, en su opinión, sólo los que tienen una personalidad fuerte o que fuman ocasionalmente lo consiguen. Este ingrediente esencial del tabaco tiene una gran capacidad de estimular ciertos receptores cerebrales, como la acetilcolina, e, incluso, lo podemos encontrar en alimentos tan básicos como el tomate o la patata en una cantidad marginal.

Haz click en la imagen para leer el artículo

 

En España no se ha prohibido el cigarrillo electrónico a pesar de las recomendaciones de la CNPT

LA FDA EXIGE DOCUMENTACIÓN ADICIONAL PARA ENTENDER EL ATRACTIVO DE LOS JÓVENES DE E-CIGS

Tras la solicitud inicial a JUUL Labs, la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de EE. UU. Envió cartas a cuatro empresas de vaping instándolas a proporcionar información crítica sobre sus productos, para que la agencia pueda examinar mejor el atractivo y el uso de los productos entre los jóvenes. .

 

 
Después de los numerosos y alarmantes titulares de los medios de comunicación sobre cómo el vapeo adolescente aparentemente está fuera de control, publicado en las últimas semanas, el comisionado de la FDA , Scott Gottlieb, emitió un comunicado anunciando una serie de nuevos pasos regulatorios y de cumplimiento.
En una acción que es parte del Plan de Prevención del Tabaco Juvenil de la agencia, estas cartas recientes contienen instrucciones similares a la enviada a JUUL Labs Inc.
"En primer lugar, estamos anunciando que la FDA ha estado llevando a cabo un bombardeo nacional encubierto a gran escala para acabar con la venta de cigarrillos electrónicos, específicamente los productos de JUUL", dijo Gottlieb el mes pasado.
En respuesta a esto, Juul Labs anunció que gastará $ 30 millones para apoyar iniciativas estatales y federales para aumentar la edad mínima para comprar productos de tabaco a más de 21, y para investigar cómo evitar el acceso de los jóvenes a los productos de vapeo.
Posteriormente, la FDA envió cartas a otras cuatro compañías para exigir documentos específicos a fin de examinar el uso y el atractivo de los jóvenes de los productos de vapeo. En una acción que es parte del Plan de Prevención del Tabaco Juvenil de la agencia, estas cartas recientes contienen instrucciones similares a la enviada a JUUL Labs Inc.


Haz click en la imagen para leer el artículo



LA VERDAD SOBRE LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS: LA NUEVA MANERA DE DEJAR DE FUMAR


Según estimaciones oficiales, de continuar en esta senda, el tabaco matará a más de 150 millones de personas desde que estás leyendo este texto hasta el año 2030. Estos números no hacen otra cosa que evidenciar lo que ya sabemos: el tabaquismo es uno de los peores males que castigan a la humanidad, si no el peor. Pero por primera vez, hay una cura eficiente que -a pesar de ser bastardeada por las corporaciones y los grandes medios de comunicación- está salvando cientos de miles de vidas como, por ejemplo, la mía. Después de semanas y semanas de ‘vapear’ me topo con una nota de Infobae que afirma categóricamente: “Cigarrillos electrónicos, la nueva puerta de entrada a las drogas líquidas”. Y en el mismo sentido, varios importantes medios se fueron sumando a ese discurso. Me llamó soberanamente la atención porque yo tenía una idea muy diferente de la concepción de los cigarrillos electrónicos y de esta nueva modalidad para dejar de fumar. Me pareció que un tema tan importante para la salud no se podía tomar con tanta liviandad. Por eso, decidí hacer mi propia investigación y demostrar que estos dispositivos, en realidad, son la única salvación para millones de personas en todo el mundo. Son el futuro, y llegaron para quedarse.
Europa: el principio del fin
La verdadera situación comparativa para determinar las causas y consecuencias de estos dispositivos es, sin duda, Europa. En el viejo continente el cigarrillo mata a 700.000 personas cada año. Pero desde la llegada de los e-cigs, unas seis millones dejaron de fumar y otras nueve millones redujeron su consumo. Estos no son datos tirados al azar (como nada de lo que publicaremos en esta investigación) sino que son datos del Eurobarómetro arrojados por médicos especialistas en un relevamiento publicado en la reconocida revista ‘Addiction’.
Varios importantes estudios se realizaron en todo el mundo directa o indirectamente referidos a esta nueva manera de echar humo, o mejor dicho, vapor. Pero es en Gran Bretaña donde se pueden encontrar los avances más considerables en esta materia. En ese país son socialmente más aceptados: eso quiere decir que no te miran como ‘bicho raro’ cuando vas por la calle expulsando gran cantidad de vapor de un aparato, como sucede por el momento en Argentina, y como me sucede a mí en particular. Lo cierto es que todos estos estudios llegaron a una conclusión determinante y rotunda: “El cigarrillo electrónico es un 95% más seguro que el convencional”. Entonces, ¿cómo no abrir los ojos a esto? ¿Por qué los medios masivos de comunicación lo critican? ¿Qué intereses hay detrás? Son muchas preguntas que quizá tengan respuesta.
En el Reino Unido, los vaporizadores comenzaron a formar parte de los Servicios Oficiales de Ayuda para dejar de fumar y, junto con sus eficientes políticas de control del tabaco, se convirtió en una de las naciones con menor tasa de tabaquismo del mundo. De hecho, por primera vez en la historia, estos niveles cayeron por debajo de los de Australia, donde tienen una estricta política regulativa con respecto a los e-cigs. Los datos en UK muestran que desde que estos dispositivos entraron en escena la reducción en la tasa de tabaquismo se ha acelerado significativamente, lejos de aumentar, como algunos vaticinaban.
Las pruebas científicas
Fue en este país, el que más gasta en salud pública, que se realizaron tres importantes estudios que son pilares al momento de analizar cuál es el efecto de los cigarrillos electrónicos. Otro de los importantes relevamientos científicos se dio en Canadá, pero veamos qué dicen cada uno de ellos…
 Cáncer Research UK es un importante centro de investigaciones de Reino Unido formado en 2002 cuyo principal objetivo es reducir el número de muertes causadas por el tabaquismo. Esta organización, financiada a través de subsidios y donaciones, realiza investigaciones científicas sobre el cáncer en diferentes institutos, universidades y hospitales de todo el país
Una de ellas -que fue realizada en la Universidad de Londres- evaluó los potenciales riesgos de los cigarrillos electrónicos. La principal conclusión resultó categórica: "La evidencia indica que son mucho más seguros que el tabaco y pueden ayudar a los fumadores a reducir o dejar de fumar". Al comparar el impacto del cigarro electrónico con el común lograron afirmar: "A largo plazo los usuarios de e-cigs se asocian con niveles sustancialmente reducidos de carcinógenos y toxinas relativas a fumar cigarrillos solamente combustibles”. 
Pero decidí ir un poco más allá. El Real Colegio de Médicos británico (Royal College of Physicians, por sus siglas en inglés), es una organización profesional dedicada a mejorar la práctica de la medicina, principalmente a través de la acreditación de médicos por examen. Fue fundada en 1518 y desde aquellos años cuenta con un gran prestigio en toda Europa.
 En su propia web oficial publican un informe en el que piden "promover e-cigarrillos como sustitutos para fumar”. En el estudio hablan de "la nicotina sin humo" como una "reducción al daño del tabaco". También se refieren a los cigarros electrónicos como "beneficiosos para la salud pública del Reino Unido".
Recuerdo la nota de Infobae, y otras tantas que he visto en diferentes medios, donde hablaban de los cigarrillos electrónicos casi como una puerta de entrada a las drogas o como aparatos peligrosos por sus componentes ‘supuestamente’ cancerígeno, y al mismo tiempo leo los resultados del informe de 200 páginas publicado el 28 de abril de 2016 que expresa: "No son una puerta de entrada al consumo de tabaco. No dan lugar a la normalización de fumar"... estoy confundido. Siento que alguien, de alguna manera, me está mintiendo.  Mejor dicho, nos está mintiendo.
 En coincidencia, otro organismo dependiente del Departamento de Salud de Gran Bretaña emitió un estudio que significó un antes y un después en el mundo del vapeo. Se trata del Public Health England (PHE), o como lo indica su nombre en criollo: ‘Salud Pública de Inglaterra’. Vale la pena destacar que esta agencia ejecutiva emplea a 5.000 profesionales, en su mayoría científicos, investigadores y expertos en salud de dicho país.
El PHE realizó un extenso análisis que decantó en afirmaciones increíbles: "Los fumadores deberían ser incentivados para que prueben el cigarrillo electrónico"; "Podría ayudar a reducir las enfermedades y muertes asociadas al tabaquismo"; "No existe evidencia de que el cigarrillo electrónico esté aumentando las tasas de tabaquismo"; "No existe evidencia de que el cigarrillo electrónico suponga una puerta de entrada al tabaquismo"; "Ayudan a dejar de fumar o a reducir el consumo de tabaco"; "No supone un riesgo de envenenamiento con nicotina". Pero es en este relevamiento donde concluyen que los e-cigs son “un 95% más seguros que el cigarrillo”, como expresamos en algún momento de la nota.
El último de los estudios que investigué para disipar los demonios que generan en torno al vapor proviene de nuestro continente. Más precisamente de Canadá, donde el Centro de Adicciones de la Universidad de Victoria llevó adelante un importante y reciente sondeo titulado: "Limpiar el aire, una revisión sistemática sobre los daños y beneficios de los cigarrillos electrónicos y dispositivos de vapor".
 
Allí se expresa que "hay pruebas alentadoras de que pueden ser al menos tan eficaces como otros sustitutos de nicotina", y a esto se refieren con los parches o los chicles, mecanismos muchas veces obsoletos que no terminan de convencer a los fumadores. El estudio también brinda afirmaciones como: "No existe evidencia de ningún efecto puerta de entrada" o "el consumo de tabaco en los jóvenes ha estado disminuyendo" y "la exposición al vapor (hablando de los 'vapeadores pasivos') es más transitoria que la del humo del tabaco".
 La investigadora líder de este proyecto, la doctora Marjorie MacDonald, dijo al respecto: "Los temores de un efecto de puerta de entrada son injustificados y exagerados. Desde la perspectiva de la salud pública es positivo ver a los jóvenes avanzando hacia un sustituto menos dañino del tabaco".
Pero eso parece no alcanzar para la Organización Mundial de la Salud (OMS), que al igual que el A.N.M.A.T. en la Argentina, no quiere dar el brazo a torcer con respecto a los cigarrillos electrónicos. Muchos vapeadores acusan a las tabacaleras y a la industria farmacéutica por su ‘lobby’, pero la realidad es que de a poco el vapeo se va metiendo en los debates. Así como lo hizo el matrimonio igualitario, así como lo hizo la violencia de género, así como lo hicieron todas las nuevas políticas beneficiosas para el ser humano que antes eran resistidas.
 Más allá de su negación hay un dato no menor: la OMS mostró un cambio significativo en su postura durante su reciente reunión del Convenio Marco para el Control del Tabaco (FCTC-COP7). En esta ocasión pasó de tener una actitud completamente negativa, a una por lo menos neutral, aceptando incluir en sus debates la discusión sobre el vapeo y demandando una mayor evidencia científica para posicionarse. Ahora solo queda esperar a ver qué sucederá el próximo año… 
 El médico argentino al que el vapeo le salvó la vida
 Y así sigo moviéndome por las legislaciones y los estudios de varios países hasta que me topo con M.O.V.E, una iniciativa desarrollada para dar a conocer la evidencia científica sobre los cigarrillos electrónicos entre el colectivo de profesionales de la salud. Y veo que no son pocos.
 Más de 400 médicos de todo el mundo adhirieron a esta iniciativa, con sus nombres y apellidos, sus especialidades y su país de origen. Y allí encontramos médicos de Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Dinamarca, Filipinas, Finlandia, Francia (un montón), Alemania (otro montón), Grecia, Hungría, Indonesia, Irlanda, Italia (bastantes), Malasia, México, Holanda, Noruega, Perú, Polonia, Portugal, Singapur, Sudáfrica, España (muchísimos), Suecia, Suiza, Tunisia, Reino Unido, Estados Unidos (impresionante), Venezuela y... Argentina.
 Entre los argentinos se encuentra el cordobés, Andrés Esbry, médico graduado en la Universidad de Córdoba con muchos años de profesión en el ámbito privado y, desde hace un tiempo, un vapeador agradecido por haber podido abandonar el vicio del cigarrillo.
 “Tengo 40 años y fumé a partir de los 16. Últimamente estaba fumando entre 25 y 30 cigarrillos por día. Había intentado dejarlo en varias oportunidades -con medicación, sin medicación- pero fracasé siempre. Cuando descubrí el tema del cigarrillo electrónico, del vapeo, no lo dudé… me compré un equipo bueno y ese mismo día dejé de consumir tabaco. Ese mismo día dejé de fumar”.
 Las declaraciones de este médico son tan impresionantes como los informes que citamos anteriormente. Esbry nos cuenta que se adhirió a MOVE porque “es uno de los pocos lugares donde se puede dar batalla contra el tabaco y las tabacaleras”, las cuales tienen un “tremendo poderío de lobby”.
Teniendo en cuenta sus conocimientos médicos, Andrés fue analizando los comportamientos de su cuerpo y esto fue lo que concluyó: “Los cambios fueron rápidos en mi vida social e individual. Mejoré el olfato, la respiración, la calidad de sueño. Se fueron las cefaleas, mejoré mi actividad sexual… y en lo social ya no tengo que estar saliendo de lugares cerrados para fumar, no tengo el olor desagradable en las manos o en la ropa por el humo”.
 Para Esbry, el sistema de salud público diseñado en Inglaterra hace que las autoridades de ese país gasten muchísimo en enfermedades producidas por el tabaquismo y hoy quieran cambiar el juego. Pero en Argentina la situación es diferente. “El A.N.M.A.T. lo prohíbe creería por ignorancia, porque acá no hay estudios. Tienen que tener un sustento en qué basarse y deberían investigar para que los organismos empiecen a autorizarlo”, afirma.
 Si bien, como quien dice, todavía ‘estamos en pañales’, en Francia por ejemplo la situación es extremadamente diferente. De hecho, el 25 de abril se publicó el Decreto 2017-633 de la ley de Salud que permite, entre otras cosas, vapear en lugares abiertos al público y hasta en ¡locales de trabajo cerrados!... Y a mí me miran como 'bicho raro' cuando voy por la calle.
 España es otro de los países donde el vapeo comenzó a expandirse de una manera impresionante, y aunque la Directiva Europea de Productos del Tabaco (TPD) estableció su regulación, hay una fuerte comunidad de usuarios de cigarrillos electrónicos que bregan por un mundo sin tabaco.
 Una de ellas es la doctora en Biología Celular, impulsora del blog ‘vapor y ciencia’ (donde se publican los avances más significativos en materia científica que compete a los e-cigs) y líder de la organización anteriormente citada M.O.V.E. Sin duda esta profesional y defensora de los cigarrillos electrónicos es una de las voces más autorizadas en todo el mundo.
 “Estamos ante un cambio de paradigma generado por una tecnología disruptiva con el poder de, correctamente regulada, cambiar la faz de la mayor causa de muerte evitable en el mundo. La pregunta no es si lo hará, la pregunta es cuándo", nos dice Carmen Escrig Llavata.
 Pero, ¿quiénes serían los más interesados en que esto no prospere?: “Hay que preguntarse quiénes son todos aquellos que se ven influenciados económicamente por el hecho de que la gente deje de fumar y pase a utilizar los vaporizadores personales. Nos encontramos ante uno de los mayores conflictos de salud pública de la historia, que provoca 7 millones de muertos y 120 millones de enfermos anuales”.
 En ese sentido, enumera a las “compañías tabaqueras, la industria farmacéutica y todos los organismos financiados por ésta, hasta las sociedades médicas que dictan las políticas del control del tabaco”, incluso habla de “los propios gobiernos con sus políticas de impuestos y su gasto sanitario”. Ahora quizá entendemos un poco más por qué los grandes medios de comunicación nos imponen que el uso de estos dispositivos es algo “malo”. Pero Carmen, cierra con una frase muy fuerte y muy real que nos deja pensando: “Los que más se verán afectados son los fumadores y enfermos por tabaquismo, que no pagan sólo con dinero, en muchos casos pagan con su vida”.


Haz click en la imagen para leer el artículo



 

EL CONSEJO DE SALUD DE SOUTH TYNESIDE, REINO UNIDO, APOYA EL USO DE CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS PARA COMBATIR EL TABAQUISMO EN EL MUNICIPIO.

Los jefes de salud de South Tyneside han apoyado planes para ayudar a los fumadores a dejar el hábito promoviendo el uso de cigarrillos electrónicos.
Los planes se escucharon en la junta de salud y bienestar del área, encabezada por el líder del Consejo de South Tyneside Iain Malcolm.
La practicante de salud pública Wendy Surtees, hablando en el Centro de Ocio Haven Point, delineó planes y objetivos para reducir el tabaquismo en el distrito. Esto incluye reducir las tasas de tabaquismo del 18.5 por ciento al cinco por ciento para el 2025 y fumar en el embarazo del 21.8 por ciento al 11 por ciento para 2020. Aunque South Tyneside ha visto un descenso en los niveles de fumadores desde el año 2007 con 20,000 fumadores menos, todavía hay un "largo camino por recorrer", dijo la Sra. Surtees.
Una opción para abordar el problema, explicó, fue crear políticas para promover y fomentar el uso de cigarrillos electrónicos como alternativa. Esto sigue a una revisión de cigarrillos electrónicos de Public Health England (PHE), publicada este año, que concluye que los cigarrillos electrónicos presentan menos riesgos que fumar y conducen a mejores tasas de abandono. PHE también recomendó que NHS confíe en vender cigarrillos electrónicos en las tiendas de los hospitales, apoyar las políticas de vapeo y eliminar los refugios para fumadores "en su viaje para convertirse realmente en ambientes libres de humo".
Un informe del consejo agregó que los cigarrillos electrónicos "jugarán un papel importante en el logro de una 'generación libre de humo', pero que se necesita más trabajo antes de que el consejo tome una decisión. En la práctica, apuntan a tener discusiones con vaping tiendas sobre cómo pueden ayudar a las personas que fuman y añaden a "cambiar completamente o participar en un intento de dejar de fumar". La Sra. Surtees agregó que actualmente hay 15 tiendas de vapeo independientes registradas en South Tyneside, pero que el consejo necesita asegurarse de que sean de "vendedores de buena reputación". El director de salud pública del Consejo de South Tyneside, Tom Hall, agregó: "Fumar es la principal causa de problemas de salud y discapacidad en South Tyneside. Esta es una verdadera oportunidad para nosotros, ya que ayuda a muchas personas a dejar de fumar ".



Haz click en la imagen para leer el artículo


imagen editorial

 

Haz click en la imagen para leer el artículo

LA COMISIÓN INDEPENDIENTE DE ALTO NIVEL DE LA OMS ORGANIZARÁ UNA CONSULTA WEB

La Comisión Independiente de alto nivel de la OMS organizará una consulta web del 10 al 16 de mayo de 2018 sobre un anteproyecto de informe de fecha 1 de mayo de 2018. Se invita a los Estados Miembros, organizaciones de las Naciones Unidas, ONG, entidades del sector privado, fundaciones filantrópicas e instituciones académicas. enviar sus comentarios por correo electrónico a ncdcommission@who.int antes del 16 de mayo de 2018.


Todas las contribuciones relevantes recibidas antes o el 16 de mayo de 2018 se publicarán en este sitio web. Los comentarios recibidos pueden servir como insumo para el trabajo de la Comisión. El informe se lanzará el 1 de junio de 2018.

Haz click en la imagen para leer la participación de UPEV


NO, LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS NO SON DIEZ VECES MÁS CANCERÍGENOS QUE LOS CIGARRILLOS COMUNES

La información, distorsionada, proviene de la entrevista de un investigador del Instituto Nacional de Salud Pública de Japón, que realizó un estudio sobre los componentes de carbono generados por los cigarrillos electrónicos ...


El cigarrillo electrónico es el tema de una guerra científica para determinar sus consecuencias sobre la salud. Desde 2014, se han publicado más de 1.800 estudios, que decantan cada uno de los componentes y cada una de las reacciones químicas producidas por el vapeo.
Varios sitios transmiten información de que los cigarrillos electrónicos son diez veces más cancerígenos que los cigarrillos de tabaco normales. "El Ministerio de Salud japonés encargó una búsqueda, encontró formaldehído cancerígeno y acetaldehídos en el líquido producido por muchos productos de cigarrillos electrónicos", informa Health Plus .

La información proviene de AFP, que en noviembre de 2014 estaba interrogando a Naoki Kunugita, un investigador del Instituto Nacional de Salud Pública de Japón, que realizó un estudio sobre los componentes de carbono generados por los cigarrillos electrónicos. "Para una de las marcas analizadas, el equipo de investigación encontró un nivel de formaldehído que ha alcanzado hasta diez veces más que el contenido de un cigarrillo tradicional", se lee en el despacho dedicado al estudio, y muchas veces en la prensa.
Problema: no hay rastro de este análisis en el documento de los académicos japoneses. Por el contrario, la marca cuyo producto emitió más formaldehído después de la combustión se estancó a 34 microgramos por cigarrillo. El investigador griego Konstantinos Farsalinos, que dirige un blog especializado en cigarrillos electrónicos,informa que un cigarrillo convencional al mismo tiempo rechaza 200 microgramos, seis veces más.
¿Un error de dosificación?
El Dr. Farsalinos luego da la explicación del profesor Kunugita, con quien dice que intercambió: le explicó que se había referido a una evaluación reciente de una marca, que dio un resultado de 1.600 microgramos de formaldehído para un cigarrillo electrónico. . El resultado de este experimento no se ha publicado y, por lo tanto, no aparece en el informe.
Pero este resultado representa, según el investigador griego, un caso extremo, que podría estar relacionado con un error de dosificación o disfunción. Cuando el líquido del cigarrillo electrónico se calienta demasiado, el formaldehído escapa en mayor cantidad. Sin embargo, "cuando los fumadores de cigarrillos electrónicos sobrecalientan el líquido, produce un desagradable sabor amargo". Entonces no lo hacen ", dijo Peter Hajek , director de la división de fumadores de la Facultad de Medicina de Londres en enero de 2015.

Haz click en la imagen para leer el artículo

PURGA ANTI VAPING DE YOUTUBE

La guerra contra la publicidad de cigarrillos electrónicos establece un precedente peligroso para la libertad de expresión en línea.T
USA puede ser el hogar de la Primera Enmienda, pero, en los últimos meses, la libertad de expresión en línea ha sido severamente limitada, en los casos en que no ha tenido lugar la ilegalidad. En YouTube, a los revisores de productos de cigarrillos electrónicos se les arrebató su contenido de la plataforma y, en algunos casos, se eliminaron sus canales con escasas oportunidades para apelar, todo debido a un impulso respaldado por el estado contra la publicidad de cigarrillos electrónicos.


Extrañamente, esto ha sucedido en el contexto de un consenso cada vez mayor de que los e-cigs realmente reducen los daños asociados con el tabaquismo. En julio, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) declaró que está "comprometida a fomentar innovaciones que tienen el potencial de hacer una notable diferencia entre la salud pública y el público" con respecto al tabaquismo, algo que los cigarrillos electrónicos hacen claramente.

Haz click en la imagen para leer el artículo

Purga anti vaping de YouTube


CÓMO PENSAR, NO SENTIR, SOBRE LA REDUCCIÓN DEL DAÑO AL TABACO

Introducción
El debate sobre la reducción del daño del tabaco (THR) ha dividido a la comunidad de control del tabaco en dos campos, uno que expresa serias reservas sobre THR mientras que el otro cree que los productos de riesgo reducido como los cigarrillos electrónicos perturbarán el mercado de cigarrillos. El debate a menudo emocional se beneficiaría de una evaluación de evidencia desapasionada basada en datos.


Métodos
Después de discutir brevemente la reducción de daños en la salud pública y específicamente en el control del tabaco, este documento identifica los principales problemas relacionados con los cigarrillos electrónicos y revisa la evidencia relevante. Los problemas incluyen: riesgos de los cigarrillos electrónicos en comparación con el tabaquismo; el efecto de vapear en el hábito de fumar entre los jóvenes; el impacto de vaping en el abandono del hábito de fumar en adultos; las implicaciones netas de vapeo a largo plazo para la salud pública; y diferencias en puntos de vista sobre cuestiones de política. La intención es proporcionar una amplia visión general de los problemas y las pruebas, dirigiendo a los lectores a revisiones más detalladas de problemas específicos.


Recomendaciones
Los principales hallazgos incluyen lo siguiente: (1) mientras que los estudios longitudinales sugieren que el vapeo aumenta las probabilidades de que los jóvenes fumadores prueben fumar, los datos de encuestas nacionales indican que la prevalencia de fumar en 30 días de los adolescentes disminuyó a un ritmo sin precedentes precisamente mientras que aumentaba el vapeo. El uso de todos los demás productos de tabaco también se rechazó. (2) Estudios recientes a nivel de población agregan evidencia de que el vapeo está aumentando la deshabituación tabáquica en adultos. (3) Vaping es probable que haga una contribución positiva a la salud pública.


Conclusiones
THR puede ser un complemento, no un sustituto de las intervenciones de control del tabaco basadas en la evidencia. Los profesionales del control del tabaco deben centrarse en la evaluación objetiva y la discusión sobre los posibles costos y beneficios de THR.


Trascendencia
Los participantes de ambos lados del debate divisivo sobre THR deben examinar los asuntos complicados y la evidencia de manera más objetiva. Esto implica considerar tanto los beneficios potenciales como los costos asociados con los productos de riesgo reducido como los cigarrillos electrónicos. Además, requiere examinar diferentes tipos de evidencia al considerar cuestiones específicas. Por ejemplo, los interesados ​​por los hallazgos del estudio longitudinal de que el vapeo aumenta la prueba de los cigarrillos por parte de los estudiantes debería considerar la evidencia de la encuesta nacional de EE. UU. De que el consumo de tabaco en los jóvenes ha disminuido a un ritmo sin precedentes. Una revisión de los principales problemas sugiere que el potencial de vaping para ayudar a los fumadores adultos a dejar de fumar supera los potenciales negativos.

Haz click en la imagen para leer el estudio

Resultado de imagen de terapias tabaco


Comparte este artículo

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios, sea el primero en publicar uno!

Escribir un comentario

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.