Entrevista con el Dr. Guillermo Gónzalez - Psiquiatra


 

 

El pasado 22 de octubre se emitió una de las entrevistas más relevantes sobre la verdad del cigarrillo electrónico a través de Radio Sant Vicenç dels Horts; científicos, médicos, asociaciones, usuarios y empresarios confluyeron en un programa de entrevistas y aportaciones científicas para desvelar qué hay detrás de esta alternativa al tabaquismo.

Entrevista con el D. Guillermo Gónzalez , Psiquiatra y especialista en adicciones.

Dr. Guillermo ¿qué opina usted de la regulación sobre el cigarrillo electrónico?

Ahora mismo hay varias regulaciones en marcha y algunas en proyecto. En EEUU se está debatiendo, en Inglaterra…En España hubo un debate en marzo, en el Senado. Pero digamos que la que más afecta es la que ahora mismo está planteada  en la UE. En general  creo que todas las regulaciones tienen en común  que  están basadas en un cierto alarmismo, que no tiene un fundamento científico y que la mayor parte de los casos están tratando al cigarrillo electrónico, equiparándolo en toxicidad al tabaco, cuando no tiene nada que ver.

¿Cual es la papel de las tabacaleras en todo esto?

Desconozco el papel de las tabacaleras.Entiendo que las tabacaleras están intentando sacar sus propios productos. De hecho hay noticias que apuntan a que en algunos casos quieren sacar un cigarrillo electrónico muy concreto, muy estandarizado, pero bueno, no pasan de ser, de alguna manera, rumores. Creo que no es el principal enemigo ahora mismo del cigarrillo electrónico. Hay otros enemigos más potentes.

¿Crees que el Estado se ha extralimitado en sus funciones al querer imponer una regulación similar a la del tabaco?

Extralimitado, yo no lo diría.  Todos los Estados tienen que velar por hacer una regulación, máxime, si estamos hablando de un producto nuevo. Lo que ocurre es que habiendo hecho un ejercicio de sus funciones, lo han llevado en la dirección contraria al sentido común. Estamos hablando de que los Estados en lugar de estar poniendo sencilla y atractiva una alternativa infinitamente menos tóxica que el tabaco y que es competidora directa de él, lo que están haciendo es poniéndole trabas por una mal entendida prudencia. Por un lado, haciéndolo menos atractivo, evitando su consumo en algunos lugares públicos, ya digo, sin razón científica, y por otro , poniéndole a veces algunas trabas burocráticas. Porque si uno se lee las propuestas directivas de la UE, la cantidad de procesos de burocratización que van a tener que cumplimentar las empresas del cigarrillo electrónico, es disuasoria como para seguir innovando en este terreno. Decía, eso, que propiamente no se ha extralimitado. Ha tomado una serie de decisiones porque tiene el derecho y deber de hacerlo, pero lo ha hecho en dirección contraria a la que te da el sentido común. Yo apuntaría, y me gustaría no ser voz única en este sentido, a dos lugares donde los oyentes pueden contrastar , incluso ampliar información.  Uno, es una página web que se llama antithrlies y el otro es el blog de Clive Bates. Desarrollan esta idea que intento transmitir : que la regulación, tal como está planteada, aparte de no tener fundamento, hace un daño real a la salud pública, por poner más trabas en el uso del cigarrillo electrónico

¿En cuanto a la regulación de tamaños y concentraciones de nicotina, que es lo que se está planteando?

 He escrito en algunos lugares que esto sería semejante a si de repente el Estado hiciese una ley, por la cual, el único café que se pudiese consumir en España fuese el café que viene en cápsulas de una conocida marca comercial.  Está claro que la cafeína, tomada en exceso, produce una cierta adicción y no más. La nicotina es adictiva pero no tiene otra toxicidad añadida. Hay una mala información basada en un experimento fallido de hace  años que dice que 60 mg de nicotina son  letales. 60 mg es fumarse 3 paquetes al dia. Nadie muere ese mismo día de intoxicación por fumarse 3 paquetes. Intentar limitar la concentración de nicotina por los tamaños de los cartomizadores, lo único que puede lograr es:

  1. que solamente puedan competir en el mercado de los cigarrillos electrónicos las grandes empresas tabaqueras o farmacéuticas
  2. hacer menos atractivo y menos eficaz el cigarrillo electrónico, porque si aporta al consumidor menos nicotina, lo que va a hacer es saciar con menos eficacia la ansiedad que ya el tabaco había provocado.

¿Crees que la comunidad sanitaria está asumiendo correctamente estas cuestiones que estamos comentando?

En realidad  llevo escribiendo sobre este tema unos cuantos meses.  He apuntado que hay como 4 grandes grupos de médicos a día de hoy:

  • El mayoritario, el médico normal y corriente, lo que hace es plantear con sentido común que el cigarrillo electrónico es miles de veces menos tóxico que el tabaco . Digamos que de puertas para adentro, si alguien le pregunta , dice:  pues mira, mejor que fumar, seguro que es.
  • Un segundo grupo de médicos, que ante la situación pública de ataque al cigarrillo electrónico, estamos tímidamente intentando que se escuche nuestra voz, diciendo : por favor no desaproveches esta oportunidad de reducción de daño en la causa más importante de mortalidad y años de calidad de vida perdidos a causa del tabaco,
  • Otro grupo de médicos, que quizá de una manera sincera, pero por una mala entendida prudencia están exagerando las prevenciones, de manera que están retrasando la implantación del cigarrillo electrónico,  lo cual supone alargar el tiempo de muchos fumadores consumiendo tabaco.
  • Después hay un cuarto grupo de médicos, muy escaso, pero que están teniendo mucha voz en los medios de comunicación. Son facultativos que quizá por un conflicto de intereses de laboratorios farmacéuticos o de unidades de tabaquismo (que se vieron desprovistas de sentido ante una alternativa tan sencilla), están exagerando de una manera deliberada,  poniendo el acento y la lupa en informaciones, o bien directamente  falsas, como la de la neumonía lipoidea (que es una imposibilidad química) o bien, muy exageradas, como el efecto “puerta de entrada en la nicotina” o la presencia de sustancias tóxicas.

Guillermo, ¿trabajando como médico y estando en contacto con las autoridades sanitarias, por qué no se enfocan en los beneficios del cigarrillo electrónico?

A  esa pregunta, en realidad, me gustaría tener también la respuesta. Te diré que es una situación un poco frustrante, el ver como, a veces, en esta vida, se lleva el gato al agua quien tiene un interés particular por ello. Si las autoridades sanitarias hicieran un balance de beneficio/riesgo, ya haría mucho tiempo que se habría promovido el cigarrillo electrónico en detrimento de otras cosas. La realidad es que quienes están haciendo oir más su voz, unos poquitos médicos, tienen unos intereses  y unas ideas muy claras respecto hacia donde quieren mover la información pública.

Comparte este artículo

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios, sea el primero en publicar uno!

Escribir un comentario

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.