NOTA DE PRENSA 18/12/2014


UPEV y la Plataforma EFVI España niegan categóricamente que exista relación ni colaboración alguna entre el movimiento provape y la industria tabaquera.


De hecho, este movimiento ciudadano rechaza y condena abiertamente las maniobras de la industria tabaquera y sus desfasados productos, puesto que el principal objetivo de nuestra asociación es acabar definitivamente con el tabaco. A su vez, niegan categóricamente que el vaporizador electrónico sea un producto del tabaco, y lo defienden como un producto para alejarse definitivamente de él, como herramienta de salud pública con enorme potencial para salvar vidas.


Madrid, 18 de Diciembre de 2014.- UPEV (Unión de Promotores y Empresas del Vapeo), y la Plataforma EFVI España (Iniciativa Europea por el Vapeo Libre), ponen de manifiesto ante la sociedad  y ante los médicos y autoridades de salud pública que:


1) El llamado movimiento provape, se compone principalmente de usuarios que declaran haber abandonado el tabaco gracias al eCig y que ven peligrar el remedio que les ha liberado de esta lacra y que podría ayudar a millones de personas más en el mismo trance. También forman parte de este colectivo los médicos, científicos y autoridades que valientemente defienden estos dispositivos como herramienta de salud pública y, como no podía ser de otra manera, muchas de las empresas del sector que, en ningún caso, están vinculadas a la industria del tabaco.

2) La mayoría de las pequeñas y medianas empresas surgidas en torno a los vaporizadores personales, y que hoy permanecen en el sector, han sido creadas a partir de la experiencia 

personal de muchos usuarios que tras experimentar los beneficios del producto y desarrollar sus propios dispositivos o e-liquids, se han embarcado en una aventura empresarial legítimamente lucrativa pero acompañada de una firme convicción de estar realizando un claro beneficio a la salud pública.


3) La finalidad del mercado de vaporizadores personales es y siempre debe ser promocionar el avance de usuarios y la diversidad del mercado hacia dispositivos cada vez más profesionales y especializados en la eficiencia para el abandono del tabaco; todo lo contrario a los ineficientes y desfasados productos que ofrece la industria tabaquera en su intento de colonizar el mercado de vaporizadores personales.

4) De manera desafortunada, componentes del colectivo médico-sanitario, en su batalla particular contra los vaporizadores electrónicos, han aprovechado la maniobra comercial obvia de las tabaqueras para acusar a todo el colectivo provape de estar financiado y promovido por esta industria.  Les invitamos a investigar tales afirmaciones.

5) Una vez más, recordamos al colectivo sanitario la necesidad de trabajar conjuntamente en la erradicación de la primera causa de muerte evitable más importante en la sociedad: el tabaquismo; y les instamos a aproximarse a la ciencia del eCig con pensamiento crítico y basado en criterios científicos. Sólo invitarles a reflexionar que si todos los fumadores, con un asesoramiento adecuado, se pasasen al eCig se salvarían millones de vidas.

Comparte este artículo

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios, sea el primero en publicar uno!

Escribir un comentario

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.