CARTA ABIERTA DE UPEV AL MINISTRO DE SANIDAD

SEÑOR MINISTRO TENEMOS UN PROBLEMA DE SEGURIDAD




Excelentísimo señor ministro:


No querría pecar de alarmista pero sí es mi intención llamar su atención sobre un grave problema que, de no resolverse, nos hará perder la oportunidad de salvar miles de vidas.


El tabaco mata a un ser humano cada seis segundos. En España existen ahora mismo 12 millones de fumadores; víctimas susceptibles de enfermar y morir a causa del tabaco. Cada año, el tabaco provoca 53000 muertes en nuestro país.


A finales de 2013, miles de fumadores vieron con esperanza una alternativa que es un 95% más segura en comparación con el tabaco, como se demuestra en cientos de estudios científicos: el cigarrillo electrónico. Desgraciadamente, de 800.000 vapeadores que había en aquellas fechas en nuestro país, actualmente apenas quedan 150.000 y el número sigue bajando.


Las estimaciones apuntan que por cada millón de fumadores se podrían salvar al menos seis mil vidas al año. En nuestro país este año se podrían salvar potencialmente 72.000 vidas.


Mientras la comunidad científica especializada abunda en los beneficios sanitarios que reportaría la migración de la población de fumadores hacia el ecig, algunas organizaciones médicas se han embarcado en una cruzada para que esto no suceda.


¿Quien va a pagar los platos rotos?



¿Sociedades médicas, farmacéuticas, tabaqueras ….  legisladores? No.


Tras cientos de noticias infundadamente alarmistas o manifiestamente falsas en los medios de comunicación, muchos vapeadores han regresado al tabaco y, al redil, volviendo a ser susceptibles de padecer los trágicos efectos de su adicción.


Son los ciudadanos, debido a un miedo infundado, los que no migrarán a una alternativa un 95% más segura y los que morirán.


Pero a pesar de esto, los detractores del ecig , cientos de estudios después, siguen afirmando que no hay suficientes estudios.


Siguen acusando a TODO el sector del cigarrillo electrónico de estar financiado por las grandes tabaqueras; curiosa observación...cuando la Directiva Europea de Productos del Tabaco aprobada el 26/2 de 2014 se ha hecho a la medida de las tabaqueras y el sector independiente del cigarrillo electrónico, que representa nuestra asociación, se ha posicionado claramente en contra de la TPD y al lado de los científicos que defienden estos dispositivos como herramienta de salud pública, con enorme potencial para salvar vidas, y no como un medio más de hacer negocio con productos estandarizados, ineficaces y obsoletos.


Siguen acusando a los defensores del eCig de conflicto de intereses, sean quienes fueren, profesores eméritos de reconocidas instituciones científicas y universitarias internacionales, neumólogos, cardiólogos y especialistas en tabaquismo de trayectoria internacional, simples usuarios del ecig que se niegan a que les aparten de los dispositivos que les han salvado la vida. Vasta ironía teniendo en cuenta de quién vienen estas acusaciones.





Sí, por supuesto que seguirán diciendo que las Terapias de Sustitución de Nicotina (TSN) y los antidepresivos para dejar de fumar son un producto residual en nuestro país, que a las farmacéuticas esto no les hace daño y no tienen interés en el eCig; y tienen razón, en lo primero. Porque lo que realmente satisface a su tesorería son los tratamientos de quimioterapia, EPOC, enfisema y todos los medicamentos que venden para tratar las enfermedades derivadas del tabaquismo, que les reportan miles de millones anualmente. Como cualquier empresa, su fin es ganar dinero y no les interesa el fin del tabaco y, ni mucho menos, algo que pueda hacerle sombra.


¿Dos grandes lobbies en guerra, o en oscura coalición?


El tabaquismo le cuesta al sistema sanitario español un 15% de su presupuesto 15.866 millones de euros, un tratamiento contra el cáncer le cuesta al conjunto de los españoles alrededor de los 15.000 euros sin contar el elevado coste de los fármacos suministrados a posteriori , ¿qué interés tienen las grandes farmacéuticas en que desaparezca el tabaco? ¿Por qué se incluyó a los cigarrillos electrónicos en una regulación análoga a la del tabaco?


Sin embargo, los defensores del cigarrillo electrónico son neumólogos, expertos en patologías de pulmón, cardiólogos que vigilan constantemente cómo reducir el daño de agentes externos, psicólogos y psiquiatras especialistas en adicciones, médicos de familia que diariamente reciben las consultas de miles de fumadores... Más de 250 médicos, científicos y personal sanitario están pidiendo que se le dé una oportunidad a la ciencia y la tecnología, gracias a la iniciativa MOVE, y el número crece día a día.


La esperanza de vida de esos millones de fumadores ahora depende de usted.


¿Quienes son los protagonistas del conflicto?


  • Las grandes farmacéuticas, realizaron su intento de comercialización del ecig sin éxito,  y se aferraron a sus TSN no sin antes pisotear y manipular estudios que pudieran hacer sombra a sus productos como se deduce del reciente escándalo en la FDA.

  • Las grandes tabaqueras, con su inmenso poder económico consiguieron una legislación apropiada a sus intereses y se están cobrando sus trofeos.

  • Las empresas no independientes del ecig, claramente alineadas con la industria tabaquera y que curiosamente son las únicas consultadas por los medios públicos.

  • Las empresas independientes del ecig que abogan por la utilización de sus dispositivos como herramienta de salud pública pero alejadas de toda esta maraña de influencias ya sea por falta de capacidad o falta de recursos económicos.

  • Los usuarios, miles de exfumadores que encontraron la solución para librarse de su verdugo, el tabaco.

  • Los ciudadanos que pagan sus impuestos para que se haga una distribución justa, ética y correcta de sus impuestos; también los destinados a sanidad.

  • Y por último usted. EL LEGISLADOR, es usted quien tiene la última palabra, de usted depende que miles de personas sigan teniendo una oportunidad. La TPD es la muerte anunciada del ecig como solución a la principal causa de muerte evitable de toda la historia de la humanidad, el tabaquismo, y es a usted a quién le toca apretar el botón rojo.


Señor Ministro tenemos un problema de seguridad nacional; seis mil personas por millón de fumadores pueden salvar su vida este año y los sucesivos y alguien quiere evitarlo.


No lo permita; una regulación estricta en la transposición de la TPD supondrá alejar a miles de fumadores del remedio que les ha salvado de su verdugo; será un atentado contra la vida. Nunca antes tuvo una oportunidad tan manifiesta de decir también, ¡basta ya!.


Algunos de los mencionados en este escrito ya se han reunido con usted con objeto de presentarle sus argumentos de cara a la trasposición de la directiva europea; es ésta, la presente carta, nuestro argumentario y alegaciones con objeto de obtener una regulación justa y en consonancia con la realidad. Esperamos que esto sea el inicio de una estrecha colaboración para tal fin.


Atentamente,


Arturo Ribes

Presidente de UPEV



Artíulos relacionados

NOTA DE PRENSA 11/2/2015 UPEV y la Plataforma EFVI España denuncian las falsedades vertidas desde la OMS a través de la publicación en su pági...
Formaldehído o el arte de Desinformar Formaldehído o el arte de desinformar Llevamos tiempo peleando con la nueva arma arrojadiza del colectivo anti-eCig. El Formaldehído. P...

Comparte este artículo

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios, sea el primero en publicar uno!

Escribir un comentario

Sólo pueden enviar comentarios los usuarios registrados.